La emoción en la Arquitectura

Saber mirar y saber sentir está profundamente conectado. Las imágenes nos evocan pensamientos, y es cuando estos pensamientos que nos vienen a través de recorrer un espacio nos tocan; cuando sabemos interpretarlos, que éstos pueden llegar a conmovernos estableciéndose así un intercambio personal con en el entorno que nos rodea. Cuando ésto sucede es cuando la disciplina de la arquitectura toma un matiz más artístico, sutil e indefinible.

A veces se trata sólo de esa luz sutil y situada de manera adecuada, de esa relación armónica con la naturaleza, de una buena integración e interpretación de la historia, de la buena elección de materiales que hablan de un entorno y de una tradición, de la sabiduría compositiva y estética de su autor para encontrar la forma adecuada para una función determinada,.. Son esas las ideas y matices que persigo capturar a través de mi fotografía.


El proyecto aborda esos matices y ese aspecto intangible pero fundamental del arte de construir espacios. Con él invito a los espectadores a aprender a mirar y a descubrir la belleza y las emociones de los espacios en el día a día que nos regalan las ciudades y sus arquitecturas. En el momento que vivimos más que nunca hemos de exigir una
sociedad que aborde no sólo lo funcional, sino que tenga la capacidad también de procurarnos un bienestar emocional a través de la belleza y armonía de nuestro entorno y de los espacios que habitamos.

 


Proyecto premiado y promoviado por el Cabildo de Gran Canaria (convocatoria proyectos expositivos), por el Gobierno de Canarias (Protectos de creación Artística convocatoria 2020) 

y la cámara de Arquitectos de Baden Württemberg.

 

© María Rodríguez Cadenas, Proyecto realizado durante los años 2012-2019

© 2023 by ADAM KANT / Proudly created with Wix.com